JUSTIFICAR

nuestra_re_con_dios

 

Justificar es el segundo paso en el modelo aplicado en el ministerio, en el cual el creyente pasa por un arrepentimiento de corazón y la fe puesta en Jesús, Dios te ha dado una nueva vida; has experimentado un nuevo nacimiento, y en Cristo ya eres nueva criatura. Las cosas viejas pasaron, has sido justificado por Dios por medio de la fe en Jesús. Has creído en aquel que justifica al impío de su pecado.

 

Para que tu nueva vida en Cristo se desarrolle, y puedas establecer una relación de amor y comunión espiritual con El, es necesario que no tengas dudas de tu aceptación por parte de Dios, si te acercaste de corazón a él, pediste perdón por tus pecados y te apartas de ellos por lo tanto alcanzas misericordia. Jesús te recibió como su hijo; por haberle confesado con tus labios como Señor, Dueño y Salvador de tu alma.

 

Dios hace esto precisamente en lo que la palabra de Dios llama JUSTIFICACION. En el nuevo nacimiento recibiste una nueva vida y naturaleza; en la justificación recibes, por la obra de Cristo en la cruz, UNA NUEVA POSICION delante de Dios.

 

Justificación es una acto “judicial” de Dios, por el que declara que el pecador está ya libre de condenación, y le restaura al favor divino al confiar en Cristo y en sus méritos para obtener salvación. Los términos justificar y justificación en la Biblia, tienen una connotación jurídica, mostrándonos que tiene que ver con la posición legal del cristiano delante de Dios; es decir, con su situación ante la ley moral de Dios.

Dicha ley surge de la misma naturaleza santa de Dios, y nos obliga porque somos creados por El, y por lo tanto somos sus criaturas, que debemos vivir en armonía con El. La posición del hombre sin Cristo es de un reo condenado a muerte por haber violado la ley de Dios. Por medio de la justificación, Dios te da una NUEVA POSICION: La de absuelto, libre de condenación, porque Cristo, siendo justo y sin mancha, pagó por ti muriendo en tu lugar en la cruz del Calvario. Sin esto sería imposible que pudieras tener paz en tu corazón y comunicación con Dios.

 

La Palabra de Dios es enfática al afirmar que la condición del hombre sin Cristo es sin esperanza, sin capacidad para vivir una vida justa conforme a las normas santas de Dios, y por lo tanto está caminando a una condenación eterna. Sólo acogiéndose a la obra de Cristo cambia esta condenación por salvación.

 

BASES PARA TU JUSTIFICACION

 

Se basa en la obra de Cristo (Ro 3:20-24; 4:25; 5:9)

Se hace bajo la condición de la fe (Ro 4:3,9; 5:1-2; Ef 2:8)

 

RESULTADOS DE LA JUSTIFICACION

 

(Hch 13:38-39; Ro 5:1, 10-11; Ef 1:7; Ro 6:23; 2Co 5:17-19; Hb 10:17-18)

 

Anuncios
Publicado en Nuestra Visión. Etiquetas: . Leave a Comment »